¿Las salidas a bolsa en EEUU = perdida de dinero?

By on 7 mayo, 2019

Este viernes se producirá una de las salidas a bolsa más esperadas de los últimos años. Uber dará el salto al parqué con una valoración que oscilará entre los 80.000 y los 90.000 millones de dólares. Y lo hará después de haber registrado pérdidas de 3.000 millones de dólares en 2018 y de más de 1.000 millones de dólares en el primer trimestre del año, una tendencia que cada vez es más común entre las empresas americanas.

Según un estudio de la Universidad de Florida recogido por Bernstein, el porcentaje de empresas que salen al parqué con un beneficio negativo se sitúa cerca del 80%, el mismo nivel alcanzado en el año 2000, en medio de la burbuja tecnológica. 

“Una de las lecturas de que se produzcan tantas salidas a bolsa con pérdidas es que es simplemente un ejemplo de la frivolidad del mercado. Con la renta variable de EEUU cerca de máximos históricos y un Per de Shiller que es en el decil más alto de sus 130 años de historia, probablemente esto refleja una decisión perfectamente racional de los emprendedores de vender para aprovechar la demanda de acciones”, explican desde la casa de análisis.

Con todo, los expertos apuntan a que puede haber otras explicaciones e inciden en que cada vez menos compañías dan su salto a la bolsa, una situación muy distinta a la del año 2000, cuando el número era mucho más elevado. “Aunque el volumen de salidas a bolsa es impresionante en términos de valor, ajustado a las subidas del mercado es mucho menos espectacular. Las salidas a bolsa de este año suponen el 0,24% de la capitalización del mercado, menos de la mitad del nivel que suponía en 1999”, apuntan desde JP Morgan.

Del mismo modo, los expertos apuntan a la importancia que han ganado los intangibles en las valoraciones del mercado, algo que en la contabilidad actual todavía no está plasmado. “Gran parte de los costes de desarrollaran activos intangibles tiene que ser contabilizado como gastos en vez de ser amortizado. Como estos suponen una parte mucho más grande de la base de activos de la compañía, parece plausible pensar que esta gran proporción de empresas que pierden dinero es un cambio que será permanente al menos hasta que cambien las normas de contabilidad”, inciden en Bernstein.

Salidas a bolsa

Otro ejemplo de compañía que ha dado su salto al parqué registrando pérdidas en lo que va de año es Beyond Meat. La compañía -dedicada a la producción de carne vegetal- llegó a un precio de 25 dólares y desde entonces ha multiplicado por 3 su precio, hasta 75 dólares. 

A estos precios, la compañía capitaliza casi 4.500 millones de dólares, 51 veces las ventas logradas en 2018, cuando su cifra de negocio fue de 88 millones de dólares para unas pérdidas de casi 29 millones de dólares. Una empresa que siguió un camino similar fue Eventbrite -una plataforma de gestión de eventos y venta de entradas-. La firma debutó con una subida en bolsa de más del 60%, pero poco más de 6 meses después cotiza un 17% por debajo del precio de salida y provoca pérdidas de casi un 53% desde máximos. 

Eso sí, también ha habido casos de empresas que han salido a bolsa con números rojos y luego han resultado ser un éxito. Amazon comenzó a cotizar en mayo de 1997 y hasta el último trimestre de 2001 no logró salir de pérdidas y lo hizo con un beneficio de apenas 5 millones. Ahora, las cosas han cambiado notablemente para la compañía, que ha registrado un beneficio neto de 3.560 millones en el primer trimestre, duplicando lo logrado en el mismo periodo del año anterior. 

Fuente: eleconomista.es

You must be logged in to post a comment Login