La Fed subi√≥ los tipos, y ahora…

By on 14 Diciembre, 2017

 

Sin sobresaltos y allanando el camino para el cambio de poderes que se avecina a comienzos del pr√≥ximo a√Īo en el banco central de Estados Unidos, el Comit√© Federal de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en ingl√©s) apret√≥ ayer la manivela monetaria y encareci√≥ el precio del dinero en otros 25 puntos b√°sicos.

Una decisi√≥n digerida m√°s que de sobra por los mercados y que sit√ļa los tipos federales¬†en una horquilla de entre el 1,25% y el 1,5%.

A√ļn as√≠, la decisi√≥n de imponer una tercera subida de tipos este a√Īo y la quinta desde que la Fed iniciase su normalizaci√≥n monetaria en diciembre de 2015, no fue un√°nime. Charles Evans, presidente de la Fed de Chicago, y Neel Kashkari, su hom√≥logo en la Fed de Minneapolis, plantaron cara al resto de siete miembros del FOMC que optaron por respaldar este incremento, entre los que se encontraban la todav√≠a presidenta de la Fed, Janet Yellen, y su reemplazo, Jerome Powell.

Este expl√≠cito pulso entre las palomas, como se conoce en la jerga financiera a los funcionarios que defienden una pol√≠tica monetaria laxa, y los halcones, los que favorecen un endurecimiento de las condiciones financieras, no se dej√≥ notar en las proyecciones para los pr√≥ximos a√Īos que acompa√Īaron al comunicado de la √ļltima reuni√≥n del FOMC del a√Īo. En ellas se pudo observar las primeras consecuencias que desde el banco central estadounidense consideran que tendr√° la reforma fiscal que orquestan los republicanos y la Casa Blanca.

“El tipo de cambios impositivos tender√° a dar un impulso modesto al crecimiento del PIB”, sentenci√≥ Yellen durante su rueda de prensa mientras el Dow sumaba m√°s de 136 puntos, la rentabilidad del bono americanos a 10 a√Īos operaba en el 2,37% y el d√≥lar ced√≠a un 0,3%. La m√°xima funcionaria de la Fed hasta finales del pr√≥ximo a√Īo indic√≥ que los miembros del FOMC “incluyeron” las rebajas fiscales en sus previsiones de crecimiento, desempleo e inflaci√≥n pero advirti√≥ que algunos ya lo llevan haciendo desde hace meses. “Tienden a pensar que el paquete impulsar√° tanto el gasto del consumidor como el gasto de capital hasta cierto punto”, dijo.

Un proyecto de ley que tiene todas las probabilidades de aprobarse antes del receso navide√Īo y que mejora las previsiones de crecimiento para el PIB en 0,4 puntos porcentuales hasta el 2,5% en comparaci√≥n con las previsiones publicadas a finales de septiembre. Precisamente, ser√° en 2018 cuando la tasa de paro seguir√° encogi√©ndose hasta situarse en el 3,9% a medida que la inflaci√≥n subyacente asciende hasta el 1,9% justo a las puertas del tradicional objetivo del banco central m√°s importante del mundo.

“Todav√≠a esperamos que la inflaci√≥n suba y se estabilice en torno al 2% en los pr√≥ximos a√Īos. No obstante, como he se√Īalado anteriormente, nuestra comprensi√≥n de las fuerzas que impulsan la inflaci√≥n es imperfecta”, avis√≥ la presidenta de la Fed.

En el comunicado emitido al cierre del encuentro, los cambios reflejaron estas perspectivas, al sentenciarse que el mercado laboral “permanecer√° fuerte” frente a la expresi√≥n utilizada en el encuentro que culmin√≥ el pasado 1 de noviembre, cuando se indic√≥ que las condiciones “se fortalecer√≠a un poco m√°s”. El comit√© dijo que la postura actual de la pol√≠tica monetaria es “respaldar las fuertes condiciones del mercado laboral”, un contraste con el lenguaje de la reuni√≥n anterior que indic√≥ “un mayor fortalecimiento”.

Con una econom√≠a impulsada por un est√≠mulo fiscal de casi 1,5 billones de d√≥lares y un mercado laboral que se acomoda en el pleno empleo, los altos funcionarios de la Fed mantienen activo el piloto autom√°tico en su haza√Īa por evitar que la actividad acabe por sobrecalentarse. Al menos as√≠ lo indic√≥ el conocido como dot-plot, la hoja de ruta que deja entrever donde posicionan los distintos integrantes de la Fed los tipos de inter√©s en los pr√≥ximos a√Īos. En estos menesteres, no hubo sorpresas, especialmente teniendo en mente que Yellen est√° de salida y ser√° su sucesor, Powell, el encargado de dejar su propia huella en el seno del FOMC.

“Estoy segura (en referencia a Powell) de que est√° tan profundamente comprometido como yo con la misi√≥n p√ļblica vital de la Reserva Federal”, resalt√≥ la guardiana que ha velado por conseguir el pleno empleo y una inflaci√≥n del 2% desde el pasado 3 de febrero de 2014. Al respecto, tampoco observ√≥ cambios en los planes de adelgazamiento del balance de la Fed, que desde octubre comenz√≥ su dieta para reducir sus m√°s de 4 billones de d√≥lares de sobrepeso.

A d√≠a de hoy, el banco central mantiene su expectativa de llevar los tipos de inter√©s hasta el 2,1% en 2018, lo que implica un total de tres subidas de tipos de 25 puntos b√°sicos cada una. Un a√Īo despu√©s el precio del dinero se elevar√° hasta el 2,7%, dejando la puerta abierta a dos o tres incrementos. Ambas metas se mantuvieron sin cambios con respecto a lo ya anunciado en septiembre. Ser√° sin embargo en 2020, cuando la Fed estima una proyecci√≥n algo m√°s agresiva al colocar el precio del dinero en el 3,1%, dos d√©cimas m√°s de lo previsto anteriormente.

Sobre la exuberancia racional que define a la renta variable americana este a√Īo, Yellen reconoci√≥ que la bolsa estadounidense ha subido bastante este a√Īo, pero que la Fed observa que el valor de los activos es “elevado”, situ√°ndose en el extremo superior cuando se compara con niveles hist√≥ricos, eso no significa que el mercado de valores u otros activos est√©n “sobrevalorados”. De hecho, explic√≥ que estas valoraciones est√°n respaldadas por tasas de inter√©s que todav√≠a son bajas.

Fuente: eleconomista.es

You must be logged in to post a comment Login