EEUU abre la puerta al di√°logo con China para evitar una guerra comercial

By on 26 Marzo, 2018

El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin.

 

Tras la aprobaci√≥n de¬†nuevos aranceles¬†por parte de EEUU a China; el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha indicado que es optimista para alcanzar un acuerdo con el gigante asi√°tico para evitar un enfrentamiento comercial. La administraci√≥n de Trump pretende arrancar el compromiso chino de reducir el d√©ficit comercial en 100.000 millones de d√≥lares con una reducci√≥n de los aranceles en autom√≥viles estadounidenses, m√°s exportaciones de semiconductores y un mayor acceso al sector financiero de China por parte de compa√Ī√≠as estadounidenses.¬†Corea del Sur logra quedar eximida de los aranceles al acero, a cambio de fijar una cuota para sus importaciones a EEUU.

El secretario del Tesoro de EEUU ha reconocido en una entrevista en Fox News este domingo que mantienen “conversaciones productivas” con China y declara que est√° esperanzado en llegar a un acuerdo. Las palabras de Mncuchin se producen despu√©s de que Trump anunciara aranceles espec√≠ficos para productos chinos, multas y denuncias ante la Organizaci√≥n Mundial del Comercio (OMC) por supuestas violaciones de leyes comerciales por valor de¬†60.000 millones de d√≥lares.

El mismo d√≠a Trump indic√≥ a Mnuchin que proponga nuevas restricciones de inversi√≥n a las compa√Ī√≠as chinas en un plazo de 60 d√≠as para proteger las tecnolog√≠as de EEUU estrat√©gicas. El presidente de EEUU ha reconocido p√ļblicamente que el objetivo es reducir en 100.000 millones de d√≥lares el d√©ficit comercial con China.

Tras la firma del presidente, China respondió con el anuncio imponer aranceles de hasta 3.000 millones de dólares (2.400 millones de euros) a las importaciones de algunos productos de EEUU para compensar las pérdidas causadas por los aranceles impuestos por acero y aluminio de China.

La prensa china comenzó a publicar la larga lista de opciones que para aumentar las represalias, si las tensiones con Estados Unidos se agravan. Pekín podría cancelar esas órdenes para entregárselas a rivales como Airbus, frenar la comprar de automóviles y de iPhones.

Puntos de acuerdo

Mnuchin ha asegurado en la entrevista que los dos pa√≠ses est√°n de acuerdo en “reducir el d√©ficit hasta cierto punto” y “estamos tratando de llegar a un acuerdo para un comercio justo, que suponga abrir sus mercados, reducir sus aranceles” y frenar lo que considera EEUU “transferencia forzada de tecnolog√≠a”.

Tanto Mnuchin como el responsable de Comercio, Robert Lighthizer, detallaron una lista de demandas espec√≠ficas a China para detener la bater√≠a de medidas arancelarias, seg√ļn informa¬†The Wall Street Journal. Entre las peticiones se incluyen reducci√≥n de impuestos sobre coches americanos, aumento de compras de semiconductores estadounidenses y un mayor acceso al sector financiero de China. Mnuchin est√° estudiando a viajar a China para negociar las condiciones en persona. EEUU proceder√° a aplicar los aranceles “a menos que tengamos un acuerdo aceptable en el que el presidente d√© su aprobaci√≥n”, ha subrayado Mnuchin.

La lista de productos específicos no menciona a la soja ni a los aviones, por cuantía los dos artículos de EEUU más exportados a China. Washington pretende que los vehículos estadounidenses tengan mejores condiciones para entrar en el mercado chino. Actualmente, soportan un arancel del 25%. Pese a ello, los automóviles son el tercer producto con mayor peso de las importaciones que realiza China desde EEUU. En 2017, alcanzaron los 10.600 millones, aumentando el saldo un 8% respecto a 2016.

Por su parte, de semiconductores de EEUU, China compr√≥ el a√Īo pasado 2.600 millones de d√≥lares, que solo suponen el 1% de las importaciones totales de este producto que realiz√≥ el gigante asi√°tico el a√Īo pasado.

“No tememos una guerra comercial, no es nuestro objetivo”, pero ha a√Īadido que est√°n dispuestos a tomar medidas. Hasta ahora, Trump ha decidido dejar fuera de las medidas comerciales a sus socios norteamericanos -Canad√° y M√©xico-, as√≠ como a los pa√≠ses de la Uni√≥n Europea (UE), a Australia, Brasil y Argentina, con los impuestos de acero y aluminio.

El √ļltimo pa√≠s en acogerse a las exenciones ha sido¬†Corea del Sur, mientras los dos pa√≠ses renegocian el tratado de libre comercio entre ambos pa√≠ses (KORUS FTA, por sus siglas en ingl√©s).

Mnuchin ha se√Īalado que no espera ver un gran impacto en la econom√≠a despu√©s de la entrada en vigor de las controvertidas tarifas proteccionistas.

“No espero ver un gran impacto en la econom√≠a. Pero nuevamente, creo que lo que estamos haciendo es, a largo plazo, muy bueno para la econom√≠a”, ha indicado Mnuchin.

Fuente: eleconomista.es

You must be logged in to post a comment Login